miércoles, 14 de julio de 2010

LA INSEGURIDAD ALIMENTARIA EN LOS EE.UU

El gobierno federal de los EE.UU ha tratado de definir lo que significa estar hambriento. Recientemente han venido con una vara de medir llamada, "Inseguridad alimentaria", lo cual identifica a las personas que tienen menos alimentos de los que quieren y necesitan. Incluye a gente no sólo que pasan hambre, sino también aquellos que han tenido que reducir la cantidad que comen, se salte comidas, o come alimentos que saben que no es bueno para ellos porque no pueden pagar lo que realmente necesitan para comer.
En el año 2009 y despues del Otoño, el Departamento de Agricultura de EE.UU. publicó un informe que contaba el número de familias con hambre.
Ese informe arrojo que alrededor del 16 por ciento de todas las familias estaban aquejadas de “Inseguridad alimentaria” (frente al 12 por ciento que habian en 2007). Ello equivalía a 49 millones de personas, incluyendo más de 16 millones de niños. Entendiendose que esa cifra es casi una cuarta parte de todos los niños en los Estados Unidos.
Este año se conoce que el número es mayor, sólo que no sé sabe cuántos, ya que aun no lo anuncian.
El estudio demuestra que alrededor de un tercio de las familias pasaban hambre. Los otros dos tercios sobrevivieron porque tenían acceso a los programas federales de alimentos, o tienen comida en una dispensario de comida local o comedor de beneficencia. Eso quiere decir que tenían hambre también, pero no del todo tanto como antes y otros.
El hambre no se distribuye uniformemente. Más de una cuarta parte de todos los hogares latinos y negros forman parte de la “Inseguridad alimentaria”, en comparación con el 16 por ciento en general, y más de 13 por ciento de todas las familias están compuestas por madres solteras y sus hijos.
Del 42,2 por ciento de los hogares que padecen inseguridad alimentaria tenían ingresos por debajo del umbral oficial de pobreza de $ 21.834 para una familia de 4 en 2008. Así que más de la mitad de todas las familias tenían ingresos mínimos por encima de la línea de pobreza, una línea tan baja que millones de familias no son reconocidas oficialmente "en la pobreza" no tienen suficiente dinero para comprar los alimentos que necesitan. En 2009, el desempleo en California llegaba a más del 14 por ciento, estas cifras ya subieron.
Las familias que antes no tuvieron problemas para alimentarse a sí mismos, las que se fueron a comer en los restaurantes, no podían llevar suficiente alimento a la mesa para mantener a todos los que tenían hambre. Así que la gente iba a los bancos de alimentos, despensas de alimentos y comedores populares para tratar de compensar lo que ya no podían comprar. Casi cinco millones de personas fueron a las despensas de alimentos el año pasado, frente a cuatro millones el año anterior. O sea, cerca de 625.000 personas comían en comedores de beneficencia.
Los números nacionales a veces no cuentan la historia real, sin embargo. ¿Cuántas personas tenemos que padecen hambre actualmente? Cómo han logrado sobrevivir? Podemos ver lo siguiente:
Por nombrar solo algunos casos, ponder como ejemplo el Condado de Alameda, alli en el 2008 habían un cuarto de millón de personas que padecían “Inseguridad alimentaria” entre ellos habían mas más de 11.000 niños, y en Oakland más de 20.000 niños que padecían de hambre.

Las fotos corresponden a personas reales y esta es su historia:

1.- Beverly Cherkoff, cocina sus alimentos en una cocina pequeña en una furgoneta que adorna con flores de plástico en la antena del radio. Cherkoff, parquea la camioneta en el estacionamiento de un par de fábricas locales, dice que descubrió un día, hablando con los trabajadores mexicanos ahí, que muchos de ellos iban a trabajar con hambre. Un dia saco un poco de comida extra de la despensa de alimentos Davis Street y comenzó a cocinar para ellos también. Hoy en día, llena bolsas grandes con lechuga y alimentos para compartirla entre ellos, cree ella, que la gente puede sobrevivir si se ven el uno al otro. La mayoría de las otras personas que conseguen comida en Davis Street tienen su puestos de trabajo, también, pero aun así no gana suficiente dinero para comprar alimentos y pagar tanto el alquiler.

2.- Mary Katherine Jones, vive con su hijo, Curtis, en un hotel de ocupación de una sola habitación en el centro de Oakland. Jones recibe SSDI como discapacitados diabéticos y Curtis es su proveedor de cuidado en el hogar. La habitación no tiene refrigeración y solo la cocina, así que tienen como mantener sus alimentos perecederos en una nevera que no enfria casi. Los alimentos no se conservan bien de esta manera. Ellos también saben es importante lavar el refrigerador todos los días con el fin de prevenir enfermedad. Mary Katherine a veces tiene que escoger entre pagar por los medicamentos y la compra de alimentos. Para llegar a la tienda tienen que tomar un autobús y pagar 2 dólares ida y vuelta. Jones es una cantante de gospel y ha estado cantando con un ministerio en Los Ángeles, hasta que la animó a trasladarse a Oakland hace aproximadamente un año. Ahora ella pasa su tiempo yendo a la escuela bíblica, cantar y escribir música. Ella va a la St. Mary's Center para personas mayores, situado en la Oakland frontera de Emeryville. Curtis fue un actor de pequeños papeles en Los Angeles y toma clases de reparación de computadoras en la búsqueda de un trabajo similar en el área de la bahía.

3.- Coleen McEneany, solía ser un investigador privado. Su esposo trabajaba para Circuit City como especialista en tecnología de la información. Pero el trabajo se acabo en la recesión y cerró Circuit City. Con su hija, se mudó a la casa en Fremont de su madre, una maestra jubilada de sexto grado. Mientras que la casa tiene una piscina y un jardín bien cuidado, los recursos fueron tan estirado que ahora dependen de la comida y la ayuda de Tri-City Voluntarios. Irónicamente, ella sabía de la despensa de alimentos Tri-City Voluntarios, porque ella y su marido fueron los donantes al programa cuando estaban trabajando. Con un título en justicia criminal, Coleen tiene esperanza de que ella de alguna manera va a encontrar un trabajo. Mientras tanto, ella está tomando cursos para una licenciatura en educación preescolar.

4.-Nnekia Stevenson, vivía con su hijo de tres años de edad y su padre en Berkeley. Pese a que tiene dos empleos mientras que el padre de su hijo trabajaba en la construcción, peor como no podía ganarse la vida se mudó con su madre en Fruitvale. Tampoco tenia mucho dinero y se fue casi sin muebles. Nnekia trabaja con niños en una agencia local, ISOP, y fue capaz de obtener unos días de trabajo al mes en la nueva planta de fabricación United Motors en Fremont. Pero NUMMI cerró en abril, por lo que Nnekia planes espera empezar la escuela en el otoño para hacer la carrera de desarrollo infantil. La madre de Nnekia recibe SSI para su discapacidad, lo que les descalifica para estampillas de comida. Terri tenía casa de vez en cuando durante 30 años, pero finalmente se trasladó a un refugio, Chrysalis, donde participó en la rehabilitación y obtuvo una ayuda para encontrar un hogar.

5.-Jim Reagan, vive ahora en una habitación en Berkeley. Hasta el otoño pasado vivia en sacos de dormir bajo los árboles de los parques Berkeley, Antes de vivir en el parque, trabajó en refugios para desamparados, pero luego se quedaron sin hogar a sí mismo por dos años. Ahora espera cada mes los cheques de SSI. Jim es un trabajador Católico, y forma un equipo de voluntarios dedicados, muchos de ellos son de las iglesias locales, y los que traen el desayuno a la gente sin hogar en los Pueblos y Parques cada mañana del domingo.

6.-Oscar Fernández, un trabajador de México, vive en Hayward. Su familia vive en Merced en el Valle Central, donde su esposa trabaja en una tienda grande. Oscar no encuentra trabajo en Merced, así que durante la semana se va a Hayward y sólo ve a la familia los fines de semana. Una vez al mes Oscar y decenas de otras familias en su mayoría mexicanos pasan la noche en la acera, esperando recoger algo de la distribución de alimentos y con la Esperanza en el Corazón de tener algo de comer en la mañana del sábado.

"David Bacon es un escritor independiente y fotógrafo. Él tomó las fotos de este articulo. Betsy Edwards es el gerente de promoción de la Alameda County Community Food Bank"
"David Bacon is a freelance writer and photographer. He took the photos in this piece. Betsy Edwards is the advocacy manager of the Alameda County Community Food Bank".