domingo, 30 de agosto de 2009

CUBA, ENTRE EL OCEANO Y LAS PALMERAS SE DESBORDA TU FELICIDAD









































CUBA, ENTRE EL OCEANO Y LAS PALMERAS SE DESBORDA TU FELICIDAD. Autor: Aljure

En mi única y reciente visita a Cuba, quede perplejo al ver como la magia y el sabor caribeño enaltecen la vida cotidiana de sus habitantes, me sorprendieron muchas cosas, las cuales solo la imaginación de un soñador podría albergar en su mente.
Lo primero que me sorprendió fue ver la alegría de un pueblo que sin tener lujos y cosas como las que tenemos muchos Latinamericanos, ellos y ellas viven con una sonrisa a flor de labios y entregan a los demás incluso hasta lo que no tienen. Esa alegría es contagiante al sentir que su forma de actuar es incondicional en el mas amplio sentido de la palabra.
Lo segundo y también relevante fue ver el sentido de pertenencia a su orgullo de ser Cubanos, orgullo que luego de tantos años de lucha se ha fortalecido frente el ataque inmisericorde de la gran potencia imperial sin poder vencerlos.
Se nota en sus edificios y casas el daño en las fachadas, es sorprendente ver que la pintura en sus muros tiene décadas sin haber sido retocadas, pero en cambio en ningún sitio se ve suciedad o basura tirada en las calles tal y como sucede en las mas modernas metrópolis dizque civilizadas del Mundo.

La situación de deterioro es explicable ya que el Gobierno no tiene recursos para acometer remodelaciones o darse el lujo de reparar fachadas, todo gracias al salvaje y genocida bloqueo al que ha estado sometido ese heroico Pueblo, pero a cambio prefirió invertir en las cosas primordiales que si beneficiaron a todos u dignifican al ser humano, como la educación, la salud y el deporte, y ni decir de la defensa a su Patria, sus monumentos y plazas.

Es admirable ver como el común de los Cubanos se ven saludables, la mayoría de la población se ve portentosa a pesar de no tener ropas, ni zapatos de marca, la dentadura de la poblacio es muy buena, así como su vista.
Pero lo que mas me agrado de toda Cuba fue ver la hermosa y exotica belleza de la Mujer Cubana, ella es una ricura especial que derrocha su belleza de manera alegre y espontánea, sus movimientos al caminar parecen imitar el movimiento que hacen las palmeras cuando las mueve el viento a la orilla del Mar. Es un encanto de Mujer...
Pude tambien comprobar que las Cubanas son muy repetuosas, serviciales y al mismo tiempo dan muestra de ser fieles representantes de su genero, con ello pude desenmascarar la gran mentira que los enemigos de ese País han regado por el Mundo sobre la Mujer cubana, situación que esta alejada de la realidad porque además de su humildad son luchadoras incansables, situación por la cual han jugado un papel importante en la resistencia contra las pretensiones del Imperio al querer convertirlos en un pueblo oprimido.
Por supuesto que allí hay prostitución, pero si la comparamos con la nuestra la cuestión seria bien desbalanceada en contra de casi todos los países de Latinoamerica, mas aun tomando en cuenta que la población infantil en otros países se suma a la prostitución a causa de la miseria en la que están sumidos, cosa que en Cuba no sucede.
En síntesis, esa visita dejo en mi una clara realidad sobre cual es la verdadera esencia de sentirse libre y feliz, y es que no hace falta tener television de plasma, ni Blackberry o carros ultimo modelo para llenar el espíritu de felicidad, ya que para ser feliz solo es necesario gozar de las cosas que Dios pone a nuestro alcance para cubrir las necesidades básicas que el ser humano requiere, y esa felicidad es creciente cuando uno se adentra en la isla, o sea, entre mas lejos de la Capital o de la ciudad mas feliz se observa que la gente se siente y eso es un claro indicio de lo indicado. situación que también podemos comprobar en nuestros países al ir hacia la provincia.
Todo lo allí visto y conocido es patrimonio heredado y al mismo tiempo adquirido durante la Revolución por parte de ese Pueblo, patrimonio que sin lugar a dudas jamas dejaran que alguien les arrebate, porque en su lucha y mil necesidades pasadas aun no se les ha visto un reflejo de sentirse vencidos, sino por el contrario los ha fortalecido como nadie puede imaginar.
Cuba, que hermoso emblema eres para los que piensan que la felicidad esta en el norte.
Alberto Aljure